domingo, 13 de marzo de 2016

Fiambre

En noviembre una persona me pidió que lo ayudara a empacar platos de fiambre para los empleados de su restaurante, ante esto yo acepte ya que era algo que nunca antes había hecho. El 1 de noviembre me presente en el restaurante y comencé a empacar y a decorar los platos con los cuales me había ofrecido a ayudar, pasaban las horas y veía que aún me faltaban demasiado para terminar, al cabo de 10 horas más tarde terminé! esta experiencia fue única en todo sentido, desde lo agotadora que fue hasta la satisfacción de ver como la actividad se había realizado con éxito, el cual se comprobó al final cuando los platos de fiambre les fueron entregados a los cocineros, meseros, baristas y cajeros se les iluminó el rostro al saber de que ese día ellos iban a compartir con su familia y amigos un plato delicioso de la temporada.

Me sentí satisfecha de haber realizado esta actividad porque muchas de esas personas no tienen los medios ni los recursos para hacer ese famoso plato y aunque fue sumamente cansado estoy dispuesta a repetirlo las veces que sea!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada