viernes, 3 de octubre de 2014

El debate... más que un simple argumento

Muchas personas cuando piensan en debate, se imaginan a dos o más personas gritándose el uno al otro, sin llegar a ningún acuerdo y una de ellas casi que se le va a tirar encima a la otra persona. Esta es una idea errónea de lo que es debatir. 
Durante el presente año, junto con un grupo de compañeras, estuvimos recibiendo clases de qué era el debate y cuales son las mejores maneras de participar en uno y ganar. Nuestra entrenadora es una ex alumna del colegio llamada Mariana Cordón. 
A lo largo de estos meses hemos aprendido que, si es cierto que tener cierta actitud de confianza y fortaleza es buena para poder llegar a convences a los oyentes, pero también cómo decir las cosas es algo muy importante. No digamos también  evitar las falacias lo más que se pueda y sobre todo, no solo argumentar, sino que también analizar y justificar los argumentos. Es realmente impresionante la manera en cómo una sencilla oración puede ser vista desde tantas perspectivas e interpretada de tantas formas diferentes, cómo se le puede cambiar el significado a la misma con el simple hecho de cambiar de tono. Cómo, al decir una idea de la forma correcta, puedes llegar a convencer a muchas personas de ella. 

La palabra es el arma más poderosa que jamás haya existido; puede causar una guerra, como puede causar la paz, mueve acciones y sobre todo mueve creencias e ideologías. Hay que aprender a utilizar esta arma tan poderosa para poder mover todo lo que tenemos en nuestro camino y dirigirlo hacia el bien. 

Así que exhorto a todos los lectores de esta publicación a que tomen clases, y si no, al menos cursos pequeños de cómo debatir y a cómo defender tus ideas y poder a convencer a otros de las mismas. Ya que, no solo es una experiencia grandiosa el poder aprender a hacer todo esto, sino que será, como ya mencioné antes, una gran herramienta para sus vidas. 

3 comentarios:

  1. Como miembro del equipo de debate, estoy totalmente de acuerdo con lo que has escrito. Fue una experiencia inolvidable y que sin duda nos marcó a cada una de nosotras. El poder haber tenido la oportunidad de formar parte del equipo de debate no sólo significó aprender a defender distintas posturas. También aprendimos a conocernos más, a saber cuales era nuestras debilidades y nuestras fortalezas. Además de ganar confianza, mejorar nuestra oratoria y a trabajar en equipo.

    ResponderEliminar
  2. Tras leer tu publicación, he caído en la cuenta de la importancia de pensar antes de hablar; ya que, como tu mencionaste, la palabra es el arma más poderosa que tenemos nosotros los seres humanos. Además, me pareció importante que recalcaras la utilidad e importancia de aprender a debatir, el ser capaces de defender nuestras ideas, posturas y creencias ante cualquiera; ya que no sabemos que nos depara el futuro y puede ser que la forma en que defendamos o presentemos nuestras ideas sea clave para llegar a cambiar la forma de pensar de una persona o incluso poder cambiar el mundo. Excelente publicación, sigue adelante!

    ResponderEliminar
  3. Estoy muy orgullosa de lo que el equipo de debate Entrevalles ha logrado a lo largo del ciclo escolar 2014. Recuerdo los comentarios que hacían de debate al iniciar las clases, pensaban que era algo difícil y que resultaba casi imposible superar a otros colegios. Sin embargo han demostrado que con constancia, esfuerzo, compromiso y responsabilidad se puede llegar muy lejos. ¡Lograron alcanzar el nivel de personas que llevan muchos años en debate! La satisfacción consigo mismas y con sus compañeras al terminar cada debate no tiene precio, y el saber que siempre pueden hacerlo mejor es como el combustible que las impulsa a seguir luchando. De esto se trata CAS y estén seguras de que todas estas habilidades y hábitos les servirán por el resto de su vida. ¡Muchísimas felicidades equipo EV! Nunca dejen de esforzarse. Vale la pena.

    ResponderEliminar