miércoles, 23 de julio de 2014

El lado bueno de la vida

Durante este año he estado aprendiendo a tocar la guitarra. Con el tiempo me he dado cuenta que es mucho mas difícil de lo que parece y que requiere de mucha constancia y practica; pero más que nada me he dado cuenta de que si tenemos pasión por algo debemos dar todo de nosotros y si tenemos algún talento, compartirlo con el resto del mundo y ayudar a los demás en algún aspecto. Logre relacionar esto con la vida tanto la mía como la de los demás. Los sueños son algo muy importante que nos motiva para poder tomar acciones en nuestra vida. Con otras actividades de servicio he observado que las personas con escasos recursos suelen perder los sueños y viven sin aspiraciones. En algún futuro me gustaría poder ir a tocar guitarra con los niños de pueblos, escuelas u hospitales y poder transmitirles esperanza y alegría para que puedan seguir adelante y ver las cosas positivas de la vida aunque muchas veces esas personas son las que me demuestran que sin importar cuanto se tenga siempre hay que ser felices. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario