miércoles, 9 de julio de 2014

Clases de Valores

Tuve la oportunidad de darle clases de valores a las niñas de la Finca el Parraxé durante las vacaciones pasadas. Fueron únicamente 2 clases, sin embargo fue lo suficiente para aprender muchas cosas útiles en la vida. Para empezar, me di cuenta de qué tan cierto es eso de que el alumno y el maestro aprenden mutuamente entre ellos. Aquellas niñas me hicieron recordar de lo afortunada que soy teniendo todo lo que tengo, y me hizo sentir vergüenza acerca de lo caprichosa que soy hoy en día. Además estar parada hablando delante un grupo de personas ayudó a desarrollar mi confianza al hablar en público.
Respecto al resultado de las clases observé como las niñas obtenían y procesaban la información correctamente, pues sabían seguir muy bien instrucciones. Al ver eso me sentí satisfecha y contenta, algo por lo que valió la pena realizar la actividad.
Animo a todas a realizar este tipo de actividades, pues es la mejor manera de estar conscientes de la realidad y de lo afortunadas que somos realmente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario